6 ago. 2011

Si el creyente en verdad tuviera Fe.

El pilar que sostiene a cualquier religión es la Fe, un concepto judío que significa 3 cosas: firmeza, seguridad y fidelidad. Para el pensamiento judío, una Fe que no incluya seguridad o fidelidad, es lo mismo que separar el espíritu del cuerpo, es decir: es una Fe muerta (Stg 2:26).

Para los creyentes la Fe es todo, es ceder sus derechos, sus libertades, sus acciones, su tiempo, su vida, sus sueños, sus esperanzas ante una concepto que según ellos, es el único camino, la única verdad y por lo tanto su único amor.

Sin embargo su fe no es más que un gigante con los pies de barro, la cual seguir creciendo conforme pasa los años y cuyo objetivo poco a poco se va modificando del diseño original; diseño que no solo es moldeado por ellos mismos, si no que gran parte de las contribuciones son aportadas por su pareja, sus amigos, la comunidad a la que pertenecen, su iglesia y sobre todo a sus líderes.

Sin darse cuenta, los creyentes juegan un juego que nunca habrían pensado jugar, sin voluntad se encierran en burbujas que les impiden darse cuenta de su error y aun más grave, no solo ignoran aquellas verdades que comprometen la estabilidad de su burbuja, si no que las niegan hasta el cansancio. Creen que el mundo conspira contra sus creencias, ante su imposibilidad de vencer al continuo bombardeo de información que reciben por todos los medios, cambian el juego y ahora son ellos los que se adjudican el papel de mártires, creen que deben defender sus creencias aunque para esto, tengan que atacar y pisotear la verdad, porque para ellos al final de todo, el mundo en el que están es solo un eslabón a la inmortalidad.

No importa que tan fuerte y constante griten que son hombres de fe, pues en realidad su fe es totalmente diferente a lo que su dios hubiese querido. Porque si los creyentes en verdad tuvieran fe, tendrían la seguridad de que lo creen es cierto y no se verían en la necesidad de refutar un argumento mucho antes de oírlo.

Si los creyentes en verdad tuvieran fe, confiarían totalmente en sus creencias y tendrían el valor de lograr un debate critico con otras religiones y con otras sociedades, si los creyentes de verdad tuvieran fe, serian humildes para aceptar que no pueden entender todas las costumbres y no pasarían su vida, apelando a la soberbia y atacando cuanta idea contradiga sus creencias.

Si el creyente de verdad tuviera fe, no tendría miedo a la muerte y no se preocuparía por su estancia en este mundo terminal, si el creyente de verdad tuviera fe, no dudaría de su iglesia, de sus miembros y de sus líderes, depositarían toda la confianza y su apoyo en ellos.

Si los creyentes de verdad tuvieran fe, se sentirían seguros al seguir al pie de la letra todo lo que dice sus textos sagrados, no sentirían angustia al tomar una decisión, porque esta no contradeciría los ideales del mismo creyente. Si los creyentes de verdad tuvieran fe no sentirían el dolor y la soledad que llegan ante la muerte de un ser querido, de un amigo, de un hermano.

Si los creyentes de verdad tuvieran fe,  sentirían remordimiento cuando toman por si mismos sus acciones, cuando eligen su futuro y dejan a un lado sus creencias para alcanzar sus metas.
 
Si la fe del creyente de verdad fuera cierta, no existirían palabras que contradigan su verdad, la tolerancia seria un factor común en todas las religiones y la felicidad, sería un concepto que la mayoría de las personas conocerían, si los creyentes, de verdad tuvieran fe, la religión quizás y solo quizás, podría ser un apoyo para tolerar el paso por esta vida.


2 comentarios:

Ubimael Elohim dijo...

La fe de los creyentes es solo la esperanza de felicidad terna que les prometen sus lideres, una vida de felicidad eterna sin dolor, sin soledad, sin enfermedad, SIN TENER QUE TRABAJAR PARA PODER COMER ETC, EN FIN UNA VIDA DE VAGOS.

Sin enbargo, creen que la vida que tenemos ahora es por culpa de EL DIABLO, crean sus propios dioses y demonios, un momento, ¿Crean? lo han creado, esos lideres, que se aprobechan de la ignorancia de sus fieles para sacarles probecho, echemos, nada mas, una mirada a la iglecia universal, la de los testigos y la de Smith,han usado "la Palabra de Dios" a su antojo, aprovechandose mas que nada de "el fin del mundo", "la segunda venida", implatando temor. y que hay de cierto en todo ello? mas de dos mil años han pasado y aun no ha llegano, a que está esperando, que excusa daran la proxima ves?.

Es hora de ver la realidad, desde niños solo emos creido en lo que nos decian nuestros padres, mas nunca hemos puesto nada de nuestra parte en invertigar que, lo que nos decian es verdad, o son simples argumentos para saber diferenciar lo bueno de lo malo, y aun para ello no es necesario estar dentro de una religion, pues, hasta un Ateo vive mejor saviendo lo bueno de lo malo, a diferencia de los que creen en Dios o en el adversario. Y si como cualquier ser humano nesecitas de una fuerza que creas que es mas grande que la tuya, cree en ti mismo, y si acaso la biblia te ayudara a educarte, hazlo sin tener que poner de por medio a un Dios opresor o a un diablo libertino, ahi hay buenos consejos, mas no conviertas la la biblia tu manera de vida.

VIVE AMIGO, QUE DESPUES DE ESTA VIDA NO HAY OTRA, Y SI LA HAY,...¡VIVE! SIN HACER DAÑO A TUS CONGENERES E IGUAL LA VIVIRAS.

wambox dijo...

Como diria Sagan "La vida es sólo un vistazo momentáneo de las maravillas de este asombroso universo, y es triste que tantos la estén malgastando soñando con fantasías espirituales".

Publicar un comentario

¡Este es un blog libre!, por lo que tienes la seguridad que ningun comentario sera eliminado ¡expresate!

Si te gusto el artículo no olvides difundirlo en Facebook, Twitter y Google+, para esto; Usa el cuadro situado en la parte inferior derecha.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Twitter Delicious Facebook Digg Stumbleupon Favorites More

 
Design by Free WordPress Themes | Bloggerized by Lasantha - Premium Blogger Themes | Macys Printable Coupons